Ya todo listo para la nueva edición del Rock in Río

A falta de los retoques finales, el Parque Olímpico de Río de Janeiro, que el año pasado acogió los Juegos Olímpicos de 2016, está listo para albergar a partir del próximo viernes y por siete noches la nueva edición del Rock in Río, que regresa por séptima vez a la ciudad brasileña en la que nació.

Algunas de los estadios en los que en agosto del año pasado compitieron los mejores atletas del mundo servirán ahora como local para las atracciones con que los organizadores quieren convertir el tradicional festival musical en una ciudadela de diversiones, con un parque de atracciones, pabellón para juegos electrónicos, plazoleta gastronómica, diferentes escenarios musicales y centro comercial.

Ello será posible gracias a que el espacio en el Parque Olímpico de Río, con casi 300.000 metros cuadrados, es tres veces mayor al que los organizadores tradicionalmente usaban para montar su llamada Ciudad del Rock.

Entre las atracciones disponibles para las 700.000 personas que hace cinco meses agotaron las entradas para las siete jornadas musicales destacan ocho escenarios musicales, incluyendo el famoso Palco Mundo con sus 400 toneladas de equipos, dos gimnasios destinados a juegos electrónicos y competiciones deportivas, una plazoleta con varios restaurantes renombrados, una rueda de chicago y una tirolina montada en una torre de 20 metros.

La principal atracción, sin embargo, seguirán siendo las 28 bandas o cantantes que se presentarán en el Palco Mundo, un escenario con 86 metros de ancho y 25 metros de altura.

Para la edición de este año las atracciones que cerrarán cada una de las siete noches de festival son Lady Gaga (15 de septiembre), Maroon 5 (16 de septiembre), Justin Timberlake (17 de septiembre), Aerosmith (21 de septiembre), Bon Jovi (22 de septiembre), The Who y Guns N’ Roses (23 de septiembre) y Red Hot Chili Peppers (24 de septiembre).

La edición 2017 del Rock in Río será la más pop hasta ahora, con otros invitados como Alicia Keys y Fergie, pero tendrá dos noches de rock puro, sin llegar a agradar a los más “metaleros”: el jueves 21 de septiembre se presentarán las bandas Scalene, Fall Out Boy, Def Leppard y Aerosmith, y el sábado 23 Titas, Incubus, The Who y Guns N’ Roses.

Las otras atracciones se distribuirán en los otros escenarios, como el Sunset, destinado a experimentaciones musicales y asociaciones inéditas, el de Música Electrónica, y el Rock District, una ciudadela rockera con área de árboles, dos lagos artificiales y paseo de la fama, en la que se presentarán hasta grupos de percusionistas africanos.

Como atracciones paralelas, el Rock in Río ofrecerá en cada jornada un espectáculo de drones y dos de fuegos de artificio.

La de 2017 será la décimo séptima edición del festival y la séptima en Río de Janeiro, en donde el evento nació en 1985, antes de comenzar a turnarse con ciudades como Madrid (tres ediciones), Lisboa (seis) y Las Vegas (una).

Los organizadores calculan que el festival, que consideran como el mayor evento de música y entretenimiento del mundo, ha ofrecido en sus 17 diferentes ediciones 1.604 atracciones en 101 días de espectáculos para cerca de 8,5 millones de asistentes.

Fuente lavanguardia